Dentro de la Ley

PerroPolicía-base

La codicia, la ambición, la arrogancia, la avaricia, la crueldad, la envidia, la perversión, la intolerancia, la egolatría, la mentira, la falsedad, la cobardía, la corrupción, la manipulación, la explotación, la depravación, y, en síntesis, la maldad… Características humanas que no tienen cabida en el alma pura de un perro. No obstante, aunque en su corazón no hay sitio para el mal, hay perros que a diario deben hacer frente a la maldad de alguna gente. Perros que tienen que enfrentarse a los actos delictivos de esa escoria humana. Perros que son todo sentimiento y fidelidad; capaces de enfrentar cualquier peligro y hasta de dar su vida para proteger a las personas de su entorno. Perros que siempre recordarán a quien les da cariño, pero no olvidarán a los que agreden a los suyos. Perros que prestan un servicio a la sociedad, que, en la mayoría de los casos, pasa desapercibido. Perros que han salvado vidas humanas sin alharaca ni publicidad. Perros cuya mejor recompensa es una caricia y la voz afectuosa de un humano. Perros que han transitado por este mundo de puntillas con sus cuatro patas. Perros que no merecen ser olvidados. Va por ellos.

PolicíaPerro-base

La lacra de la sociedad y su maldad. Las víctimas inocentes de esa maldad. Las fuerzas de seguridad que luchan contra esa lacra. Los perros, que son una pieza fundamental en esa lucha. Las personas con un alma sensible que se enfrentan a la escoria humana. El amor que albergan los corazones puros… Estos son los ingredientes que han intervenido en la construcción de la historia que se desarrolla en este libro.