Espacio y Tiempo

¿Dónde Estoy? ¿Quién Soy?

Estas son las preguntas que me hago, para ubicarme en mi dimensión verdadera. Las respuestas las busco en la ciencia; por supuesto que subsisten infinidad de incógnitas, pero, dejando de lado explicaciones fantasiosas, mitológicas, o dogmáticas; con lo que en la actualidad es demostrable científicamente, es posible comprender cabalmente, donde estoy y quien soy. Para ello tengo que ubicarme en el espacio y en el tiempo.

Ubiquémonos en el Espacio:

¿Donde Estoy?

Vivo en un planeta que gira entorno a una pequeña estrella en la periferia de una galaxia. Al planeta lo llamamos Tierra, a la estrella Sol y a la galaxia Vía Láctea. La Vía Láctea está compuesta por cien mil millones de estrellas (100.000.000.000).

Veamos una imagen de nuestra galaxia tomada de la página: www.astronomia.com

Vía láctea

El sistema solar es un minúsculo puntito en el centro de la circunferencia dibujada en uno de los brazos de la Vía Láctea.

Pero el universo es infinitamente mayor que nuestra galaxia, de hecho está compuesto de centenares de miles de millones de galaxias. Merced al telescopio especial Hubble, se ha podido obtener una imagen del campo ultra profundo del universo, en el que hay miles de galaxias. Antes de la existencia del telescopio espacial, ese campo profundo se observaba como una zona obscura sin contenido. Veamos una foto de las galaxias de ese campo, tomada por el Hubble.

Campo profundo

Esto es apenas una ínfima parte del universo conocido. Pero hay que tener en cuenta que con mejores recursos seguramente se ampliarán los límites de nuestro conocimiento actual.

Para hacerme una idea de nuestra dimensión, imagino que el sistema solar respecto al universo es como un granito de arena respecto al planeta tierra. Una persona, si acaso, será una partícula sub-atómica de ese granito de arena.

Bueno; ya tengo el concepto de mi lugar en el universo, el sitio donde habito es absolutamente insignificante.

¿Por qué y para qué estoy aquí? Pues, no creo que en el universo haya ninguna determinación para que existamos y menos aún que tenga algún objetivo nuestra existencia. Somos simples productos de los procesos físicos y químicos que rigen la naturaleza. Al igual que miles de millones de especies, que seguramente habitan en miles de millones de planetas de miles de millones de estrellas.

De acuerdo a las leyes que rigen al universo, la vida no solo es posible, sino que es inevitable.

Ubiquémonos en el Tiempo:

¿Quien Soy?

Soy un individuo entre miles de millones de una especie, entre los miles de especies que han evolucionado, a lo largo de la historia del planeta Tierra.

¿Que porción de tiempo ocupamos como especie? Pues, nada mejor que un gráfico para visualizarlo.

Geologic_Clock_with_events_and_periods_svg

Este gráfico ha sido realizado por el geologo Woudloper, de Berna, Suiza.

Descripción:

  • La flecha circular interior indica el sentido de lectura.

  • Los sectores de color delimitan las distintas eras, con sus nombres en inglés y su duración en Ga (1 Giga-año = 1.000.000.000 de años).

  • En el circulo gris se indica la antigüedad de las distintas eras. En la marca de los 542 Ma (1 Ma = 1.000.000 de años) se sitúa la división entre el Eon Precambrico y el Fanerozoico.

  • Los arcos exteriores de color, indican el período de existencia de las distintas formas de vida, identificadas por las etiquetas correspondientes:

    • Prokaryotes = Organismos unicelulares sin núcleo (Ej: bacterias).

    • Eukaryotes = Organismos unicelulares con núcleo (Ej: amebas).

    • Multicelular life = Organismos multicelulares (Ej: anémona, algas).

    • Animals = Animales acuáticos (Ej: moluscos, peces).

    • Land plants = Plantas terrestres (Ej: musgos, helechos).

    • Mammals = Mamíferos (Ej: rata, mamut).

    • Hominids = Del australophitecus hasta el Homo Sapiens.

  • Etiquetas exteriores en sentido horario:

    • 4.550 Ma Formación de la tierra.

    • 4.527 Ma Formación de la luna.

    • aprox. 4.000 Ma Fin del bombardeo cósmico tardío. Primera vida.

    • aprox. 3.500 Ma Primeras bacterias con capacidad de fotosíntesis.

    • aprox. 2.300 Ma Atmósfera rica en oxígeno. Primera era glacial.

    • 750-635 Ma Segunda era glacial.

    • aprox. 530 Ma Explosión cámbrica (desarrollo masivo de especies).

    • aprox. 380 Ma Primeros vertebrados terrestres.

    • 230-65 Ma Presencia de dinosaurios terrestres.

    • 2 Ma Primeros homínidos (en realidad sobre 4 Ma). Los primeros Homo Sapiens (nuestra especie) datan de hace aprox. 200.000 años (fósiles del Hombre de  Kibish, en Etiopía).

Esta tabla, tomada de la web astronomía, muestra las etapas de la evolución geológica de la tierra, con su denominación en castellano y su antigüedad.

Edad (años)

Eon Era Periodo Época

4.500.000.000

Precámbrico Azoica

3.800.000.000

Arcaica

2.500.000.000

Proterozoica

560.000.000

Fanerozoico Paleozoica Cámbrico

510.000.000

Ordovícico

438.000.000

Silúrico

408.000.000

Devónico

360.000.000

Carbonífero

286.000.000

Pérmico

248.000.000

Mesozoica Triásico

213.000.000

Jurásico

144.000.000

Cretáceo

65.000.000

Cenozoica Terciaria Paleoceno

56.500.000

Eoceno

35.400.000

Oligoceno

24.000.000

Mioceno

5.200.000

Plioceno

1.600.000

Cuaternaria Pleistoceno

10.000

Holoceno


Está claro que nuestra evolución como especie es ínfima. Comparada con los 250.000.000 de años de evolución desde los primeros mamíferos, nuestros 200.000 años son apenas un suspiro. Tal vez, dentro de uno o dos millones de años (si no nos extinguimos) lleguemos a ser una especie realmente inteligente. Por ahora, sólo tenemos un poco más de capacidad intelectual que los mamíferos superiores. Aunque la inteligencia no es el único aspecto en el que tenemos que evolucionar, pero ese ya es otro tema. 

Bueno, ya se quien soy: uno de los miembros primitivos, de una especie que está comenzando a evolucionar en este planeta.

Considerando las conclusiones anteriores; tengo que tomar con pinzas dichas conclusiones.

Parece paradójico, pero, si admito que somos seres primitivos y marginales; nuestros conocimientos son sumamente escasos y la realidad puede diferir considerablemente de nuestra percepción de la misma.

No obstante, debo aceptar los conceptos científicos actuales, pues mi realidad es aquí y ahora. Esto, desde un punto de vista filosófico implica vivir en consonancia con la naturaleza, entender su funcionamiento y respetar sus leyes.

.-. — .-.. —

Author: Rolo Graziano

Albañil de Letras

Leave a Reply